What’s New?

¿Como puede un Dios de amor enviar a alguien al infierno?

Vea esta página en: Holandés, inglés (English)

Copyrighted, Films for Christ.

Uno de los clásicos problemas que las personas alegan es: ¿Como puede un Dios de amor enviar a alguien al Infierno? Bien, hay muchas respuestas para eso.

Una por supuesto, es que Dios no envía a nadie al Infierno. Usted se envía a sí mismo allí. Dios ha hecho todo lo que Él pudo para evitar que usted vaya al Infierno y aún mantenerlo como una persona libre, no solo un robot. Esa es la manera en que Él nos hizo – A su imagen y semejanza – con el poder de decir “sí” o el poder de decir “no”, el poder de rechazar a nuestro propio creador, y por supuesto de asumir las consecuencias por ello.

Across the road to Hell he has placed the cross of Christ.

En un sentido usted puede decir que Él no envía a nadie al Infierno, porque atravesando el camino a la Condenación, Dios colocó la cruz de Cristo. También están las oraciones de padres, pastores y maestros de escuela dominical, y todas las otras cosas que Dios trae a nuestras vidas para detenernos en nuestro camino egoísta y traernos al Salvador. Tenemos que caminar esquivando todo esto y llevarnos a nosotros mismos al infierno.

Algunas veces usted escucha a la gente decir, “Dios no enviaría a sus hijos al Infierno”. Dios ciertamente no envía Sus hijos al Infierno porque cuando somos sus hijos estamos en la familia de Dios. Somos nacidos de nuevo, y parte de nuestra salvación incluye ser librados del juicio. No todos somos hijos de Dios excepto por medio de la fe en Cristo Jesús.

¿Puede un Dios de amor enviar a alguien al Infierno? Usted puede también hacerse otras preguntas que poseen tanto sentido como la anterior. ¿Permite Dios la enfermedad en el mundo? ¿Permite Dios cárceles y prisiones para algunas personas? ¿Permite Dios la silla eléctrica algunas veces? ¿Permite Dios que el pecado rompa hogares y corazones? ¿Permite Dios la Guerra? Todas estas cosas son consecuencias de la entrada del pecado al mundo, y en algunos casos son los resultados directos de la rebelión del hombre; el resultado de la avaricia, el orgullo, el egoísmo y el hambre de poder; los cuales no poseen ninguna utilidad para las personas – solo el deseo de ponerse al frente del resto.

Este es el increíble fruto del pecado. El pecado trae sufrimiento al mundo. No hay manera de evitarlo. Y el mayor pecado en el mundo es rechazar al Señor Jesucristo como Salvador.

Tenemos todo un catálogo de pecados. Tenemos la violación, el incesto y el asesinato; los tenemos todos catalogados y clasificados—pero no hay uno de ellos (aún puestos todos juntos en un solo montón) que se acerque al pecado de mantener a Jesucristo fuera de nuestras vidas. ¿Qué dijo Jesucristo, “Voy a enviarles al Espíritu Santo para que convenza al mundo de pecado por cuanto ellos roban bancos” ó “por cuanto no creen en mi”?

Photo copyrighted. Courtesy of Films for Christ.

Es una necedad esperar que tú o yo podamos menospreciar al Señor Jesús y no esperar un castigo como consecuencia. ¡Cuán ridículo pensamiento posee la gente en este aspecto! Esperamos castigos por hacer mucho menos. La vida es solo construida de esa manera.

Usted salte de un edificio alto y la ley de la gravedad se hará cargo de usted. Usted puede decir, “Dios es amor” durante todo su recorrido hasta abajo, ¡Pero aún terminará regado en el pavimento cuando golpee el suelo! ¡Usted rompe la ley de la gravedad, y ella lo romperá a usted! Usted puede amar a su hijo pequeño, pero si él coloca su dedo sobre una hornilla caliente en la estufa de gas o eléctrica ¡Él se va a quemar!

El fuego quema. La gravedad mata. El agua ahoga. Y usted puede decir “Dios es amor, Dios es amor, Dios es amor,” hasta que el rostro se le torne azul. Pero el agua aún le ahogará, el fuego aún le quemará, la gravedad aún le matará, y el pecado aún le condenará sin importar cuanto hable acerca de un Dios de amor..

Dios simplemente estableció la vida de esa manera. Él estableció reglas. Él colocó normas por las cuales debemos vivir. Y si rompemos esas reglas, ellas nos rompen, y nosotros pagamos las consecuencias.

C.S. Lewis photo

Yo voluntariamente creo que los condenados son, en un sentido, exitosos, rebeldes hasta el final; de manera que las puertas del infierno están cerradas desde adentro.

Todos los que están en el Infierno, lo escogen así. Sin esa auto-escogencia no podría haber Infierno. Ningún alma, que seria y constantemente desea el gozo se lo perderá jamás. Aquellos que buscan, hallan. A quienes tocan, se les abrirá. Y usted mismo, en una hora de oscuridad, puede decidir [aunque refunfuñando] disponerse, abrazarlo. Ustedes pueden arrepentirse y salir de esto nuevamente. Pero puede venir el día cuando ya no lo puedan hacer de nuevo. Entonces no quedará nada de ustedes para criticar la disposición…
   —tomado de The Problem of Pain (El problema del Dolor) y The Great Divorce (El Gran Divorcio), por C.S. Lewis (1898-1963), incluido en The Quotable Lewis (El Lewis Citable), ©1989 Tyndale

Chuck Colson photo

En un sentido, el concepto de infierno le otorga sentido a nuestras vidas. Nos dice que las elecciones morales que ejecutamos día a día poseen un significado eterno, que nuestro comportamiento tiene consecuencias que duran por la eternidad y que Dios mismo toma nuestras decisiones seriamente.

La doctrina del infierno no es tan solo algún vestigio teológico de la Edad Media. Posee consecuencias sociales significativas. Sin la convicción de una justicia definitiva, el sentido de compromiso moral se disuelve y los lazos sociales se rompen.

Por supuesto, estas consideraciones no son la razón más importante para creer en el infierno. Jesús repetidamente extendió la advertencia de que si nos apartamos de Dios en esta vida, estaremos separados de Él por la eternidad.

Y aún, a pesar de que “la paga del pecado es muerte”, Pablo también dice que “la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús nuestro Señor” (Romanos 6:23). Mientras que se siga respirando, nunca es tarde para dirigirse a Dios en arrepentimiento, y cuando pedimos perdón, Dios ansiosamente nos lo brinda.
   —tomado de Answers to Your Kids' Questions (Respuestas para las preguntas de tus hijos), por Chuck Colson, ©2000 Prison Fellowship Ministries.

Dave Hunt photo

Podemos descansar en la confianza de que nadie que haya podido ser ganado para Cristo de alguna manera en esta vida, sufrirá en el infierno. Dios no deja nada por hacer a fin de rescatar a todos los que serían capaces de responder a la convicción y al llamado del Espíritu Santo.

En cuanto al destino de [los condenados] como algo eterno, no podría ser de otra manera. La muerte no es el fin de la existencia, sino la continuación del ser perenne con el cual Dios amorosamente dotó al hombre—solo que en este caso, estará en una separación dolorosa de Dios y de todo lo demás, junto a una oscuridad y soledad absoluta.
   —tomado de In Defense of the Faith (En defensa de la Fe), por Dave Hunt, ©1996 Harvest House Publishers

La Biblia dice que Dios preparó el infierno para el diablo y sus camaradas los demonios (Mateo 25:41), y que el Señor se encuentra “…no queriendo que ninguno perezca sino que todos procedan al arrepentimiento." (II Pedro 3:9), y que Él ha hecho todo lo posible para salvarnos de ese terrible, terrible lugar. Sin embargo, aún hasta el final, Dios no violará o pasará por alto la decisión intencional de aquellos que conciente y voluntariamente se apartan de Él.
   —Daryl E. Witmer del Instituto AIIA

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquél que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más a las tinieblas que a la luz, porque sus obras eran malas.”
   —Jesucristo, Juan 3:16-19, Biblia VRV

Preguntas relacionadas

  • ¿Hay un lugar real llamado el "Infierno"? Respuesta

  • ¿Porqué se creó el Infierno ? Respuesta

  • ¿Hay alguna persona en el Infierno hoy día ? Respuesta

  • ¿Habrá, literalmente, un fuego ardiente en el Infierno? Respuesta

  • ¿Que debes de hacer para librarte del Infierno? Respuesta

  • ¿Cómo un Dios de Amor puede enviar a alguien al Infierno? Respuesta

  • ¿Porqué Dios permite que personas inocentes sufran? Respuesta

  • ¿Y qué pasa si yo no creo en el Infierno? Respuesta

  • ¿Cómo sabes que la Biblia es verdadera? Respuesta

  • ¿Se puede perder una persona salva? Respuesta

  • ¿Cuál es el destino eterno de una criatura cuando muere? Respuesta

  • ¿Dios siente nuestro dolor? Respuesta

  • Las Buenas Nuevas – Cómo te puedes librar del Infierno. Respuesta

Paradise or Pain? Why is the world the way it is?
¿Si Dios realmente es Omnisciente, Omnipotente y amoroso, crearía realmente un mundo como este? Respuesta

[ Si esta información le ha sido de utilidad, ¡Por favor considere una donación para ayudar a pagar los gastos por hacer que este servicio para la edificación de la fe esté disponible para usted y su familia! Las donaciones son deducibles de impuestos.]

Translated by: Antonio J. Cordero Jr.

Autor: Dr. Bruce W. Dunn de Grace Communications. Derechos de copia © 1999, Grace Communications, Todos los Derechos Reservados. Copias impresas del folleto Infierno: Realidad o Ficción están disponibles del propietario del derecho de copia.

Click here. Is Jesus Christ the answer?

ChristianAnswers.Net
Christian Answers Network
PO Box 1167
Marysville WA 98270-1167
USA

Go to index page ChristianAnswers.Net
CAN Home
Shortcuts
Christian Answers Network HOMEPAGE and DIRECTORY