¿Qué hay de nuevo en ChristianAnswers.Net?

Ya que el Antiguo Testamento ordena que se guarde el día de reposo el séptimo día de la semana, ¿por qué la mayoría de las iglesias cristianas han cambiado su día de adoración al domingo, el primer día de la semana?

Vea esta página en: Inglés (English)

No todas las iglesias responden a esta pregunta de la misma manera. Algunos grupos, especialmente los Adventistas del Séptimo Día, todavía adoran en el séptimo día de la semana. Ellos arguyen que el día de reposo fue uno de los Diez Mandamientos (Éxodo 20) y que por lo tanto, es parte de la voluntad permanente de Dios para Su pueblo. Frecuentemente dicen que el cambio al domingo fue parte de una gran apostasía que permitió que ideas paganas se infiltraran en la iglesia durante sus primeros siglos (ver Ellen G. White, La Gran Controversia).

Otros grupos cristianos dicen que el domingo es la versión cristiana del día de reposo. Ellos sugieren que el punto principal del mandamiento de Dios de observar el día de reposo no era que fuese el séptimo día sino que fuese un día de los siete. Jesús aseveró que Él era "Señor aun del día de reposo" (Mateo 2:28) y por lo tanto, tenía la autoridad para cambiarlo a otro día diferente. Esta postura alega que Jesús cambió el día a domingo como una forma de extender su bendición de los judíos a todo el mundo. Aun otros Cristianos dicen que ya no observamos el día de reposo judío sino que adoramos en domingo como un día de fiesta característicamente cristiano. Argumentan que la iglesia primitiva comenzó desde muy temprano a reunirse en domingo en honor a la resurrección de Jesús, la cual tuvo lugar el primer día de la semana.

En sus inicios, la iglesia en Jerusalén se reunía todos los días en el templo y en casas particulares (Hechos 2:46). Ya que los primeros creyentes eran judíos, es lógico asumir que ellos continuaron participando en la sinagoga judía y en la adoración en el templo por algún tiempo.

Sin embargo, el Nuevo Testamento deja en claro que el guardar un día en particular no era una imposición a manera de requisito obligatorio. Romanos 14:5-6 deja en claro que había cierta libertad con respecto a los días especiales. En Colosenses 2:16-17 se le ordena a la iglesia que no permita que nadie los juzgue con respecto a días de reposo. Y Gálatas 4:9-10 hace la advertencia en contra de regresar al sometimiento de la Ley insistiendo con el requisito legal en cuanto a días especiales.

Los registros que aparecen en el Nuevo Testamento muestran que el primer día de la semana pronto se convirtió en el día de adoración. Cuando Pablo quiso recoger un ofrenda de la iglesia de Corinto, les pidió que reunieran el dinero "cada primer día de la semana" (1 Corintios 16:2). Y cuando quiso reunirse con los creyentes en Troas la asamblea tuvo lugar "el primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan" (Hechos 20:7).

En Apocalipsis 1:10, el apóstol Juan describe que él "estaba en el Espíritu en el día del Señor." La mayoría de los escritores han concluido que él se refería al domingo, tanto que nuestro uso de la expresión "el día del Señor" como una referencia al domingo viene de este versículo.

No hay un pasaje de las Escrituras que enseñe específicamente que el día de reposo haya sido transferido a otro día. Lo más probable es que el cambio de sábado a domingo fue gradual y ocurrió junto con el cambio de una iglesia mayormente judía a una mayormente gentil. Los padres de la iglesia generalmente consideraban el día de reposo como una observancia judía y el Día del Señor como la observancia cristiana apropiada.

Por ejemplo, Ignacio escribiendo a comienzos del primer siglo describe a los cristianos con trasfondo judío como aquellos que "han llegado a tener una nueva esperanza, que ya no guardan el día de reposo sino que viven en la observancia del Día del Señor, en el cual, también nuestra vida ha renacido por Él y por Su muerte" (Magnesians, 9:1-3).

Seguramente, la decisión de una persona concerniente a la observancia del día de reposo estriba en cómo considera el Antiguo Testamento. Si en su totalidad es una obligación para nosotros, entonces así lo es también el día de reposo. Si hay partes que ya no son obligación porque estaban dirigidas específicamente a la nación judía, o porque su propósito fue ritualista, entonces el día de reposo está abierto a debate.

No importa qué posición se adopte, es importante reconocer que Dios tiene derecho a la totalidad de mi tiempo. Cuando le doy un día de la semana, eso me recuerda que todos los siete días le pertenecen a Él. Para una discusión más detallada de este asunto, consulte en el Diccionario Bíblico Ilustrado el artículo titulado, Sábado.

[ Si esta información le ha sido de ayuda, le rogamos que, en oración, considere la posibilidad de efectuar un donativo para ayudar a sufragar los gastos derivados del mantenimiento de este servicio que tiene como propósito edificar su fe y la de su familia. Los donativos son deducibles de la declaración de impuestos. ]

Autor: Dr. John Bechtle / Traducido por Edgar Serrano

Derechos Reservados del Autor, © 1996 Films for Christ, Todos los derechos reservados - excepto como notó adelante ató "El uso y Derechos de propiedad literaria" página que les concede derechos generosos a los usuarios de ChristianAnswers.Net por poner esto compagine para trabajar en sus casas, dando testimonio de personales, iglesias y escuelas.

Go to Films for Christ

ChristianAnswers.Net/spanish
Christian Answers Network
PO Box 1167
Marysville WA 98270-1167        

ChristianAnswers.Net
CAN Home
Shortcuts
Christian Answers Network PÁGINA PRINCIPAL y DIRECTORIO
Go to index page